La última compañía de prospecciones petrolíferas...., 2006
La última compañía de prospecciones petrolíferas que seguía en el Sahara con licencia de Marruecos renuncia a la concesión. Libertad Digital, 2 de mayo de 2006.
Publicado: 10.06 - 2011 16:57Version de la impresora    
http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276278197.html

Libertad Digital
02 de mayo de 2006

TRAS LAS PRESIONES DE LOS ACTIVISTAS PROSAHARAUIS

La última compañía de prospecciones petrolíferas que seguía en el Sahara con licencia de Marruecos renuncia a la concesión

El régimen de Mohamed VI concedió en 2001 una licencia a Kerr-McGee para hacer prospecciones petrolíferas en el Sahara, que había sido renovada anualmente hasta este año. La compañía estadounidense ha anunciado que no la renovará más, tras expirar al final de abril. Esta era la última que seguía vigente después de que la ONU declarase ilegales estas licencias concedidas por Marruecos. La presión internacional ejercida por el Frente Polisario y la República Árabe Democrática del Sahara ya motivó la renuncia de la compañía francesa Total.

(Libertad Digital) Kerr-McGee dice que abandona el Sahara dentro de un cambio en la estrategia de compañía para centrar su actividad en China, Brazil y Trinidad y Tobago, ya que, según la empresa "no se ha probado que existan hidrocarburos" en el Sahara occidental.

Las presiones y críticas a la compañía de los activistas prosaharauis y el apoyo de la organización Western Sahara Resource Watch para que la República Árabe Democrática del Sahara promoviese el caso a nivel internacional, han sido definitivos para que Kerr-McGee no renovase la licencia para las exploraciones en Boujdour que expiraba en abril. Hasta ahora había sido renovada anualmente, asumiendo la compañía el discurso de Rabat de que esta región saharaui era una provincia del sur de Marruecos.

Aún se desconoce la opinión de las otras dos empresas estadounidenses que tienen el 50 por ciento de la licencia, Pioneer Natural Resources (20%) y Kosmos Energy (30%). No está claro si estas dos compañías están legalmente habilitadas para continuar con la licencia por su propia iniciativa.

La importancia de los hidrocarburos es determinante en el conflicto del Sahara occidental. De hecho el Gobierno en el exilio de la República Árabe Democrática del Sahara, ha concedido nueve "licencias de exploración virtual", que evidentemente no podrán hacerse efectivas mientras se mantenga la ocupación marroquí. Un informe publicado en el año 2000 por una instituto geológico de EEUU señalaba que en el Sahara Occidental puede albergar unas reservas de más de 14 millones de barriles de petróleo y 77 billones de pies cúbicos.

    


EN ES FR DE AR

La mayor parte del Sahara Occidental está ocupado por Marruecos. Negociar con compañías o autoridades marroquíes en los territorios ocupados es dar señales de legitimación de la ocupación. También da oportunidades laborales a los colonos marroquíes y beneficios al gobierno marroquí. Western Sahara Resource Watch urge a las compañías a que abandonen el Sahara Occidental mientras no se encuentre una solución al conflicto.

¡Colabora con WSRW!

tn_sjovik_demo_610.jpg

Western Sahara Resource Watch trabaja por defender los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales. Para poder hacer aún más necesitamos tu apoyo económico.
Informe – La energía verde marroquí usada para el expolio del Sahara

tn_poweringplunder_esp_610.jpg

Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.

WSRW.org Archivo de noticias 2016
WSRW.org Archivo de noticias 2015
WSRW.org Archivo de noticias 2014
WSRW.org Archivo de noticias 2013
WSRW.org Archivo de noticias 2012
WSRW.org Archivo de noticias 2011
WSRW.org Archivo de noticias 2010
WSRW.org Archivo de noticias 2009
WSRW.org Archivo de noticias 2008
WSRW.org Archivo de noticias 2007
WSRW.org Archivo 2004 - 2006


Suscríbete a nuestro boletín:









Esta página web se ha construido gracias a la ayuda económica del sindicato noruego Industri Energi