Estas son las preguntas que Siemens no responde
6059ca56815ce_Khalil Dambar2

En su Junta General anual, Siemens Gamesa se mostró tan evasiva como siempre con respecto a las principales preguntas sobre la participación de la compañía en el Sáhara Occidental ocupado.

Publicado 01. April 21

Arriba: Khalil Dambar perdió a su hermano Said en 2010 por disparos de la policía marroquí. Khalil y el resto del pueblo saharaui se oponen a los proyectos de Siemens Gamesa en el Sáhara Occidental ocupado. Foto de Equipe Media.

Desde hace una década, diferentes filiales de Siemens, en particular Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE), han estado entregando, instalando y dando servicio a turbinas eólicas en el Sáhara Occidental ocupado. En su Junta General de Accionistas de 17 de marzo de 2021, la compañía nuevamente evitó responder preguntas relacionadas con sus controvertidas operaciones.

Los acuerdos en cuestión están en la cartera de Nareva, la empresa de energía eólica propiedad del rey de Marruecos, quien ostenta la responsabilidad personal de la constante ocupación en la última colonia de África. Los dos parques eólicos operativos, Foum el Oued y Aftissat, sirven a usuarios finales industriales, como la filial de la empresa estatal de Marruecos OCP Phosboucraa, que explota ilegalmente las reservas de fosfato del Territorio No Autónomo. En septiembre de 2020, SGRE publicó un comunicado de prensa sobre la firma del contrato del parque eólico Bojador de 300 MW, ubicándolo “en el sur de Marruecos”. Bojador es una localidad situada en la costa media del Sáhara Occidental.

Hasta la fecha, Siemens aún tiene que aclarar si alguna vez ha obtenido el consentimiento explícito del pueblo del Sáhara Occidental para sus actividades. Desde 2016, fallos consecutivos del Tribunal de Justicia de la UE han dictaminado que el Sáhara Occidental es un territorio "separado y distinto" de cualquier país del mundo, incluido Marruecos, y que su pueblo tiene derecho a la autodeterminación, como ya concluyó la Corte Internacional de Justicia en 1975 y se ha repetido en más de 100 Resoluciones de la ONU. Como tal, dictaminó el TJUE, el pueblo del Sáhara Occidental tiene derecho a dar su consentimiento para que cualquier actividad comercial afecte jurídicamente a su tierra. Los Órganos de los Tratados de la ONU también han expresado la misma posición al revisar el expediente de Marruecos bajo el derecho internacional. Storebrand, el gestor de activos privados más grande de Noruega, ha excluido recientemente a Siemens Energy y SGRE por contribuir a las violaciones del derecho internacional en el territorio.

En más de 10 años, la evaluación de Siemens de su participación en el Sáhara Occidental no ha evolucionado, a pesar de las crecientes críticas de las organizaciones de la sociedad civil y el pueblo que posee los derechos soberanos sobre esa tierra: los saharauis. El pueblo saharaui ha expresado una y otra vez su oposición a las actividades de Siemens en el Sáhara Occidental. Saharauis se manifestaron ante la Junta General de Accionistas de SGRE, pidiendo a la empresa que abandonase su tierra ocupada. Un refugiado saharaui lanzó preguntas directamente en la Junta General de SGRE. Días antes del evento, la organización Saharawi Civil Society in Europe llevó a cabo una campaña en las redes sociales bajo el lema #SiemensGamesaGetOut.

En colaboración con Dachverband der Kritischen Aktionärinnen und Aktionäre, Western Sahara Resource Watch (WSRW) presentó, nuevamente, preguntas relacionadas con los fundamentos legales de las operaciones de SGRE en el Sáhara Occidental, que se pueden leer a continuación. Y las respuestas de SGRE, nuevamente sin responder a ninguna de las preguntas, se incluye debajo de las preguntas.

Cabe señalar que WSRW había planteado estas mismas preguntas por escrito a Siemens Energy, que posee el 67% de Siemens Gamesa, el 18 de febrero de 2021. Siemens Energy respondió el 23 de marzo en una carta firmada por su departamento legal, que es a Siemens Gamesa a quien le corresponde dar respuesta a dichas preguntas “ya que estas actividades comerciales en el Sáhara Occidental están dentro del alcance y la debida responsabilidad de SGRE”. Hasta el momento SGRE no lo ha hecho, ni tan siquiera en su Junta General anual más reciente.

 

Preguntas planteadas por WSRW y Dachverband der Kritischen Aktionärinnen und Aktionäre en la Junta General anual de SGRE de 17 de marzo de 2021

"1. En cuatro fallos consecutivos, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha subrayado que el Sáhara Occidental y Marruecos son dos territorios 'distintos y separados' y que el requisito legal para las actividades económicas en el Sáhara Occidental es el consentimiento explícito del pueblo saharaui. .

a) ¿SGRE está de acuerdo con el TJUE, la ONU y la Corte Internacional de Justicia en que el Sáhara Occidental es un Territorio No Autónomo y no una región de otro país?

b) ¿Sobre qué base jurídica concluyó SGRE que el parque eólico de Bojador se ubicaba en "el sur de Marruecos", opinión expresada en su comunicado de prensa de septiembre de 2020?

c) Ubicar Bojador en Marruecos es un reconocimiento tácito del Sáhara Occidental como parte del territorio marroquí. ¿Por qué SGRE adopta tal posición sobre el derecho público internacional?

c) ¿Considera SGRE necesario obtener el consentimiento del pueblo saharaui para sus actividades en el Sáhara Occidental?

d) ¿Considera SGRE mantener conversaciones con instituciones gubernamentales marroquíes como un medio válido para obtener el consentimiento del pueblo saharaui?

e) "SGRE se comprometió con representantes saharauis presentes en la región", declaró su empresa matriz Siemens Energy en su Junta General de Accionistas el 10 de febrero de 2021. ¿Con qué representantes saharauis en el territorio se ha comprometido SGRE? ¿SGRE se ha comprometido con un solo saharaui que defiende el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui? Si es así, ¿quién? ¿Qué dijo esta persona sobre su operación en tierra saharaui?

2. Siemens Energy declaró que SGRE "continuará y supervisará los avances en el campo de los derechos humanos" en el Sáhara Occidental.

a) ¿En qué fuentes, independientes del gobierno marroquí, se apoyará SGRE para hacerlo?

b) ¿Cómo valora SGRE la credibilidad de las instituciones oficiales marroquíes respecto a la situación en el territorio que Marruecos mantiene bajo ocupación militar ilegal?

3. Siemens Energy se refirió a un dictamen jurídico realizado por SGRE, que supuestamente “reafirmó (...) el cumplimiento de las actividades en el Sáhara Occidental con la ley aplicable”.

a) ¿SGRE hará público este dictamen jurídico, incluso compartiéndolo con el pueblo del Sáhara Occidental? Si no, ¿por qué?

b) ¿Puede SGRE explicar qué marco legal se entiende por “ley aplicable”?

c) ¿Quién redactó este dictamen jurídico externo?

4. El contrato del parque eólico de Bojador se firmó con la empresa Nareva, propiedad del rey marroquí. De esta manera, SGRE asegura que el rey, que es políticamente el responsable de la ocupación del Sáhara Occidental, pueda beneficiarse personalmente de la ocupación. Este afianzamiento de la ocupación, que es contrario al derecho internacional, ¿es éticamente justificable desde su punto de vista?

5. En noviembre de 2020, un grupo de miembros del Parlamento Europeo advirtió a Siemens sobre "serios riesgos legales y morales" al hacer negocios en el Sáhara Occidental. ¿Por qué SGRE ignoró esta advertencia y continúa buscando estos acuerdos?

6. Las primeras consecuencias de esta decisión ya se están haciendo evidentes: en enero de 2021, Storebrand, la mayor gestora de activos privados de Noruega, excluyó a Siemens Gamesa de su cartera debido a violaciones del derecho internacional por los negocios en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos. ¿Cómo evalúa SGRE el riesgo de que otras empresas inversoras sigan el ejemplo de Storebrand?

7. El 18 de noviembre de 2020, el representante del pueblo saharaui reconocido por la ONU, el Frente Polisario, declaró todo el Sáhara Occidental como zona de guerra y pidió a todas las empresas extranjeras que dejen de hacer negocios de inmediato en los territorios ocupados. ¿SGRE atenderá este llamamiento del pueblo del Sáhara Occidental?

8. Tras la retirada del gestor de activos noruego Storebrand, ¿revisará sus actividades y planes en el Sáhara Occidental?

9. ¿Cómo garantiza la seguridad de sus empleados que pueden verse afectados por el conflicto?"

 

Respuesta de SGRE en la Junta General anual de 17 de marzo de 2021

"Por favor tenga en cuenta, como regla general, que Siemens Gamesa Renewable Energy SA (en adelante, SGRE) se abstiene, como política interna, de tomar posiciones o emitir juicios sobre cuestiones de derecho internacional, así como sobre asuntos políticos, y esta sigue siendo nuestra postura.

Bajo tal premisa, nos complace brindarle la posición de nuestra compañía sobre los asuntos que aborda en la carta:

1. En primer lugar, y partiendo del último punto de la carta, tenga la certeza de que la salud y seguridad de nuestros empleados es de vital importancia para SGRE. Habiendo instalado nuestras turbinas eólicas en más de 90 países en los cinco continentes, y en el marco de nuestros estrictos protocolos de Seguridad y Salud y Protección, monitoreamos continuamente el progreso y desarrollo en todas las regiones en las que operamos, en estrecha colaboración con nuestros clientes y grupos de interés clave, para garantizar que nuestros empleados trabajen en entornos seguros.

En todas las regiones en las que operamos, nuestros protocolos de seguridad interna incluyen las siguientes actividades recurrentes:

• Los riesgos de seguridad se evalúan y actualizan periódicamente.

• Los incidentes de seguridad se monitorean y evalúan como parte de un mecanismo de alerta temprana.

• Se implementan medidas de seguridad adecuadas y proporcionales de acuerdo con los riesgos existentes.

• Se dan informaciones e instrucciones de seguridad a nuestros empleados.

2. Somos conscientes de que la región del Sáhara Occidental está en disputa, y que la ONU considera la zona como un “territorio no autónomo” desde 1963. En SGRE no tenemos ni el mandato ni la capacidad para abogar de manera independiente en tales cuestiones, o para emitir reconocimientos en virtud del derecho internacional o afirmar un estatus territorial. Estos asuntos caen íntegramente bajo la responsabilidad de gobiernos e instituciones, que poseen la capacidad política adecuada, y de otros organismos internacionales. Apoyamos la posición de la comunidad internacional y de la ONU, que constantemente ha pedido a las partes involucradas que alcancen una solución política mutuamente aceptable.

3. En relación con la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, apoyamos plenamente la declaración realizada en noviembre de 2020 por el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, destacando su esperanza de un “rápido retorno” a las conversaciones supervisadas por la ONU, que han estado suspendidas desde marzo de 2019, y la necesidad de nombrar un nuevo enviado de la ONU para el Sáhara Occidental; el puesto de enviado permanece vacante desde mayo de 2019, después de que el antiguo enviado, Sr. Horst Köhler, nombrado en agosto de 2017, tuviera que dimitir por motivos de salud.

4. Respetamos plenamente la decisión adoptada por Storebrand (el mayor gestor de fondos privados de Noruega), que se basa no solo en el derecho internacional sino también en las recomendaciones de las autoridades noruegas que sugieren al sector privado abstenerse de cualquier acuerdo, incluidas las inversiones, en el Sáhara Occidental.

5. La participación de SGRE en los proyectos se limita a la entrega, instalación, puesta en marcha y mantenimiento de los aerogeneradores, mientras que las obligaciones legales relacionadas con el desarrollo del proyecto están dentro del alcance de las responsabilidades de nuestros clientes, que son propietarios y operan los parques eólicos según las leyes aplicables. Además de esto, aunque los tratados de derechos humanos no vinculan a SGRE como empresa privada, SGRE se ha comprometido voluntariamente a respetar los derechos humanos fundamentales en el marco del Pacto Mundial de Naciones Unidas (UN Global Compact).

6. Además, de acuerdo con nuestro compromiso con los Principios Rectores de las Empresas y los Derechos Humanos de la ONU y las Directrices de la OCDE, la evaluación legal externa actualizada en febrero de 2020 confirmó, nuevamente, la posición de SGRE sobre el cumplimiento de sus actividades en el Sáhara Occidental con las leyes aplicables. Sobre la base de nuestra esperanza de una resolución amistosa de las controversias, estamos monitoreando continuamente el progreso y el desarrollo en la región de cerca junto con nuestros clientes y actores clave.

7. En cuanto al derecho a la autodeterminación de los pueblos, la instalación y el mantenimiento de un parque eólico en el ámbito de trabajo de SGRE no impide que la población local tenga ese derecho, porque el proyecto no corta el acceso a servicios básicos o a instituciones, no destruye ni erosiona la infraestructura existente y no da como resultado el agotamiento de los recursos naturales. La captación y aprovechamiento de la energía eólica por los equipos suministrados por SGRE no es contraria a los intereses de la población local.

8. Por el contrario, la población local se beneficiará del acceso a la electricidad por el aporte de SGRE a las tecnologías verdes, considerando las vastas fuentes renovables con las que cuenta la región. La región y su pueblo tienen una gran oportunidad para desarrollar el fomento de la inversión en energía renovable, y SGRE está aportando y compartiendo la experiencia adquirida a nivel mundial a lo largo de los años. SGRE sigue su política de empleo de contratar mano de obra local en primer lugar, siempre que sea posible, para sus proyectos. No se trata solo de un empleo a tiempo parcial o secundario, sino que también implica tanto la subcontratación como la contratación interna de trabajadores locales a tiempo completo. Por ejemplo, durante la construcción del parque eólico de Tarfaya (ubicado justo encima de la región del Sáhara Occidental), se contrató al 30% de la fuerza laboral saharaui, y para la construcción del parque eólico de Aftissat, incluso el 40% de la fuerza laboral total empleada era saharaui. Recientemente, en asociación con la ONG High Atlas Foundation (HAF) y Santé Sud, SGRE ha desarrollado programas locales centrados en sistemas de acceso al agua, salud local y proyectos educativos. Para el proyecto de acceso al agua, se construyó un canal, torres de agua potable y bombas para proporcionar el suministro principal de agua a la población nómada de la región de Bojador, iluminado por paneles solares. SGRE y HAF también llevaron a cabo una campaña medioambiental con 17 escuelas ubicadas en Bojador, centrada en talleres en los que participaron 1.000 estudiantes sobre sensibilización medioambiental, gestión de residuos y actividades de plantación de árboles. Todas las iniciativas están relacionadas con el ODS 3 (buena salud y bienestar), el ODS 4 (educación de calidad), el ODS 6 (agua limpia y saneamiento) y el ODS 7 (energía asequible y limpia). También apoyamos a las comunidades locales durante el covid-19 distribuyendo alimentos, productos sanitarios y plantando 5.000 árboles en la región.

9. Como es habitual dentro de su ámbito de trabajo, SGRE colabora con organizaciones locales de la sociedad civil, es decir, representantes del pueblo saharaui presentes en la región, en este caso para maximizar el resultado socioeconómico positivo de las actividades que se llevan a cabo.

Mientras nos mantenemos cerca de los principales actores institucionales mundiales para fomentar una rápida resolución amistosa del conflicto, SGRE sigue comprometida con el desarrollo de la región y su pueblo, sobre la base de los vastos recursos renovables con los que cuenta la tierra".

Cables de telecomunicaciones en aguas ocupadas

La empresa francesa Alcatel Submarine Networks SpA, parcialmente propiedad de Nokia, ha tendido cables de telecomunicaciones en el Sáhara Occidental ocupado.

19. April 21

Informe revela clientes del mineral en conflicto del Sáhara Occidental

India y Nueva Zelanda se destacan como los principales importadores de roca fosfórica del Sáhara Occidental ocupado, en el informe anual más reciente de WSRW sobre el controvertido comercio.

13. April 21

¿Hará ThyssenKrupp más negocios en el Sáhara Occidental?

El gigante alemán de ingeniería industrial no deja claro si en el futuro renunciará a proyectos en el Sáhara Occidental ocupado.

17. March 21

ENGIE y Global Diligence inician "consulta" secreta

La empresa francesa ENGIE construirá infraestructuras en el Sáhara Occidental y contrata a la consultora Global Diligence para blanquear sus operaciones con la potencia ocupante.

16. March 21