No más suministros suecos a la mina Bou Craa

La empresa sueca de equipos mineros Epiroc ha anunciado que ya no suministrará a la controvertida mina de fosfatos Bou Craa en el Sáhara Occidental ocupado. La empresa alemana Continental debería seguir el ejemplo, comenta WSRW.

Publicado 05. October 20

La práctica durante 12 años de las empresas suecas de suministrar equipos de perforación para la explotación de la controvertida mina de Bou Craa en el Sahara Occidental ocupado ha llegado a su fin.

"No tenemos ningún acuerdo para el mantenimiento o el suministro de la mina Boucraa en el Sáhara Occidental y no tenemos planes para suministrar la mina en el futuro", escribió la vicepresidenta de responsabilidad corporativa, Camilla Goldbeck-Löwe, en un correo electrónico a Western Sahara Resource Watch (WSRW) el 8 de septiembre de 2020. Desde entonces, WSRW ha recibido confirmación de varias fuentes que verifican esta información.

Epiroc es una empresa sueca bastante nueva, fundada en 2018. La empresa se creó como resultado de la decisión de la empresa sueca Atlas Copco de separar su antiguo negocio de equipos de minería. En el momento de la escisión, Atlas Copco había estado vendiendo y dando servicio a los equipos de la controvertida mina del Sáhara Occidental durante varios años. Sus primeras ventas a la operación tuvieron lugar en 2008, y el acuerdo fue revelado por WSRW solo en 2013.

Aunque Atlas Copco y Epiroc no hicieron comentarios al respecto durante mucho tiempo después de la creación de Epiroc, los propietarios de ambas empresas tenían el entendimiento común que el contrato con OCP había sido asumido por Epiroc, al igual que otros contratos de Atlas Copco. No se respondió a una carta dirigida a Epiroc en noviembre de 2019, pero cuando se topó con el Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos a principios de este año, la empresa declaró que "estaba estudiando esta cuestión en la actualidad".

Sin embargo, un tweet de Atlas Copco del 10 de abril de 2019 dio lugar a una confusión en cuanto a qué empresa tenía realmente la obligación contractual. Atlas Copco declaró en los medios de comunicación social que "la extracción de fosfato hecha por nuestro cliente sigue las normas del derecho internacional.” El tweet está todavía en línea.

Ahora, también Atlas Copco tiene claro que ninguna de las dos compañías juega un papel en la mina." Atlas Copco no tiene ninguna actividad en el Sahara Occidental”. El cliente de la mina Bou Craa y Atlas Copco ha acordado que no habrá nuevos pedidos de entrega de equipos, piezas de repuesto y servicio al Sáhara Occidental", escribió la vicepresidenta de sostenibilidad de Atlas Copco, Sofia Svingby, a WSRW en un correo el 18 de septiembre de 2020. Esto fue confirmado al Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos en una carta del 9 de marzo de 2020."Atlas Copco no tiene actividades en el Sahara Occidental. El negocio de los equipos de minería es ahora parte de una empresa que cotiza en bolsa, Epiroc AB.[...] No hay ningún servicio realizado por el personal de Atlas Copco en el Sáhara Occidental", escribió la compañía en ese momento.

Western Sahara Resource Watch ahora pide a la empresa alemana Continental, que suministra cintas de goma para la importante infraestructura de transporte de la mina, que siga el ejemplo de la empresa sueca. El contrato de varios años de Continental para el suministro del sistema de cintas transportadoras expiró en julio de 2020. El WSRW no sabe si ha sido renovado.

"Pedimos a Continental que aclare lo que ha sucedido con el contrato vencido con OCP. Epiroc ha demostrado que es perfectamente posible que una empresa mantenga actividades comerciales en Marruecos, evitando al mismo tiempo el abastecimiento de la mina Bou Craa en el Sáhara Occidental ocupado. Una empresa estatal marroquí no tiene derecho a explotar una mina de fosfatos en el Sáhara Occidental sin obtener el consentimiento de la población del territorio. Contribuyendo a las operaciones de la mina, las compañías internacionales están ayudando a la ocupación ilegal. Continental debe seguir ahora el ejemplo de Epiroc, y expresar inmediata e incondicionalmente que ha puesto fin a su participación. Felicitamos a Epiroc por haber demostrado responsabilidad y haber tomado la delantera", declaró Tim Sauer de Western Sahara Resource Watch en Alemania.

Otras empresas que suministran la mina en los terrenos ocupados son Siemens, Caterpillar y Worley Ltd.

No es la primera vez que la reestructuración de las empresas ha llevado a arreglar las controversias del Sáhara Occidental. En 2018, el gran grupo alemán Dr. Oetker vendió su división naviera Hamburg Süd al gigante danés de contenedores Maersk.La filial británica de Hamburg Süd, Furness Withy, fue en su momento el fletador de los transportes de fosfatos a Australia/Nueva Zelanda. Al completarse la adquisición de Hamburg Süd por parte de Maersk, Maersk se aseguró de interrumpir los transportes de Oceanía. Furness Withy fue el fletador del buque granelero NM Cherry Blossom que fue detenido en Sudáfrica por transportar ilegalmente el mineral del conflicto fuera del territorio ocupado.

Cables de telecomunicaciones en aguas ocupadas

La empresa francesa Alcatel Submarine Networks SpA, parcialmente propiedad de Nokia, ha tendido cables de telecomunicaciones en el Sáhara Occidental ocupado.

19. April 21

Informe revela clientes del mineral en conflicto del Sáhara Occidental

India y Nueva Zelanda se destacan como los principales importadores de roca fosfórica del Sáhara Occidental ocupado, en el informe anual más reciente de WSRW sobre el controvertido comercio.

13. April 21

Estas son las preguntas que Siemens no responde

En su Junta General anual, Siemens Gamesa se mostró tan evasiva como siempre con respecto a las principales preguntas sobre la participación de la compañía en el Sáhara Occidental ocupado.

01. April 21

¿Hará ThyssenKrupp más negocios en el Sáhara Occidental?

El gigante alemán de ingeniería industrial no deja claro si en el futuro renunciará a proyectos en el Sáhara Occidental ocupado.

17. March 21