El petróleo, el otro gran conflicto del Sáhara Occidental, 2005
La posibilidad de encontrar crudo en los territorios en disputa caldea los ánimos Rabat, que tiene que importar toda su energía, esperanzado con los hallazgos. La Voz de Galicia, 04 de julio de 2005.
Publicado: 26.06 - 2010 16:31Version de la impresora    
El petróleo, el otro gran conflicto del Sáhara Occidental

Reportaje | La lucha por el oro negro
La voz de Galicia
04 de julio de 2005
(Daniel Douro | corresponsal | rabat)
http://www.lavozdegalicia.es/se_mundo/noticia.jsp?CAT=104&TEXTO=3870427

La posibilidad de encontrar crudo en los territorios en disputa caldea los ánimos Rabat, que tiene que importar toda su energía, esperanzado con los hallazgos.

El descubrimiento, en el año 2001, de petróleo en las costas mauritanas añadió una nueva dimensión al conflicto del Sáhara Occidental. Marruecos, que ocupa el territorio desde la Marcha Verde que tuvo lugar en 1975 pero no tiene soberanía jurídica sobre el mismo, no tardó en conceder licencias de prospección de «oro negro» a lo largo de los 210.000 kilómetros de costa saharaui a dos compañías, la francesa Total Fina Elf y la estadounidense Kerr McGee, con la esperanza de tener idéntica suerte.

Estos contratos generaron enseguida las protestas del Frente Polisario, que acusó a Rabat de alcanzar acuerdos sobre un territorio que no le pertenece con compañías de dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (es decir, con derecho a veto) para que éstos favoreciesen a Marruecos en sus votaciones sobre el conflicto.

Informe jurídico
A raíz de las quejas, el secretario general de Naciones Unidas, KofiAnnan, pidió a la asesoría jurídica de la organización un dictamen sobre las concesiones marroquíes en el Sáhara, que se hizo público en enero del 2002. El texto considera que «los contratos en cuestión no son ilegales en si mismos» porque «no entrañan la explotación o la extracción física de los recursos minerales y no han arrojado beneficios», pero aclara que «de seguir llevándose a cabo sin atender a los intereses y deseos del pueblo del Sáhara Occidental infringirían los principios jurídicos aplicables».

Cuatro meses después del dictamen, la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) pasó a la acción: firmó un acuerdo con la empresa británico-australiana Fusion Oil para que evaluara el potencial petrolero de toda la plataforma marina saharaui que Marruecos ya había repartido entre Total Fina Elf y Kerr McGee. A cambio, Fusion Oil obtenía una opción para perforar parte del territorio seis meses después de que la RASD se convirtiera en miembro de la ONU. El acuerdo pasó a mejor vida el pasado año, tras la absorción de Fusion Oil por la británica Stirling Energy.

Sólo queda Kerr McGee
Durante estos años, Total Final Elf (alegando «ausencia de hidrocarburos en la zona») y las empresas subcontratadas se han ido retirando del territorio saharaui. Sólo Kerr McGee, una empresa con sede en Oklahoma que apoya económicamente al Partido Republicano, permanece en la región, pese a la presión para que lo abandone del Observatorio de los Recursos del Sáhara Occidental, un colectivo que agrupa a organizaciones de veinte países. Una campaña que llevó a Noruega a retirar en junio sus 43 millones de euros de participación en la petrolera estadounidense, al considerar que la presencia de Kerr McGee en la zona podría legitimar la reivindicación de Rabat sobre el territorio y minar el proceso de paz.

La última prorroga del contrato de Kerr McGee finaliza el próximo 29 de octubre, fecha en la que se debatirá sobre el Sáhara Occidental en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. «El hecho de hacerlo coincidir significa que la petrolera está en el ojo del huracán, teme actuaciones contra ella en el seno de la ONU y podría estar pensando en irse», asegura Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela.

Nueva concesión
En los dos últimos meses, ambas partes juegan sus cartas en esta particular «guerra del petróleo». En mayo, Marruecos, convencido de la necesidad de aumentar las exploraciones y animado por nuevos hallazgos en Mauritania, concedió a la compañía australiana Baraka Petroleum un permiso de exploración off-shore en la zona de Cabo Juby. Aunque la mayoría del territorio de exploración pertenece a Marruecos, la concesión abarca 400 kilómetros cuadrados en el área administrada por
Naciones Unidas y frente a la prospección de Repsol YPF en Canarias.

El Polisario, por su parte, presentó en Londres ese mismo mes una concesión de licencias de exploración de petróleo y gas que pretende firmar este mismo año. «La primera licitación llevada a cabo por el gobierno de la RASD», reza el texto de la concesión, concebida como «una preparación de la plena recuperación de nuestro territorio, a medida que el proceso de mediación de la ONU avance hacia un solución duradera del conflicto entre la RASD y Marruecos».

¿Respuesta simbólica? No sólo, en opinión de Carlos Ruiz Miguel, firme defensor de la iniciativa. «Se trata de que coincidan en la misma zona dos empresas -cada una con permiso de una de las partes- y vayan a pleito», asegura. Como Naciones Unidas no reconoce a Marruecos la condición de potencia soberana sobre el territorio, «la RASD ganaría seguro, lo que mete presión a Marruecos, porque ¿qué compañía va a gastar millones en una inversión que puede perder?», concluye

    


EN ES FR DE AR

La mayor parte del Sahara Occidental está ocupado por Marruecos. Negociar con compañías o autoridades marroquíes en los territorios ocupados es dar señales de legitimación de la ocupación. También da oportunidades laborales a los colonos marroquíes y beneficios al gobierno marroquí. Western Sahara Resource Watch urge a las compañías a que abandonen el Sahara Occidental mientras no se encuentre una solución al conflicto.

¡Colabora con WSRW!

tn_sjovik_demo_610.jpg

Western Sahara Resource Watch trabaja por defender los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales. Para poder hacer aún más necesitamos tu apoyo económico.
Informe – La energía verde marroquí usada para el expolio del Sahara

tn_poweringplunder_esp_610.jpg

Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.

WSRW.org Archivo de noticias 2016
WSRW.org Archivo de noticias 2015
WSRW.org Archivo de noticias 2014
WSRW.org Archivo de noticias 2013
WSRW.org Archivo de noticias 2012
WSRW.org Archivo de noticias 2011
WSRW.org Archivo de noticias 2010
WSRW.org Archivo de noticias 2009
WSRW.org Archivo de noticias 2008
WSRW.org Archivo de noticias 2007
WSRW.org Archivo 2004 - 2006


Suscríbete a nuestro boletín:









Esta página web se ha construido gracias a la ayuda económica del sindicato noruego Industri Energi