Destrozos en yacimientos arqueológicos del Sahara Occidental
Article image
Algunos de los actos de vandalismo podrían haber sido realizados por personal de la MINURSO.
FUENTE: Poemario por un Sahara Libre. Ver informe completo pinchando aquí.
Publicado 26 enero 2008


Importantes restos arqueológicos (de más de 80.000 años de antigüedad) de los territorios liberados del Sáhara Occidental están siendo expoliados y destruidos desde hace años. Algunas de estas atrocidades han sido atribuidas a soldados de la ONU, que mantiene en la zona una misión para organizar un referéndum que determine el futuro del Sáhara Occidental y del pueblo saharaui. La revista EL OBSERVADOR estuvo receintemente en parte de las zonas afectadas y pudo comprobar de primera mano la terrible destrucción del patrimonio histórico. Barbaridades que han sido confirmadas por Teresa Muñiz, arqueóloga española, Stefan Kröpelin, arqueólogo alemán, y Hasan Mohamed Alí, arqueólogo saharaui.

“A los soldados de la UE no les importa nada porque no tienen ningún respeto por la cultura del país”, asegura a EL OBSERVADOR Stefan Kröpelin, reconocido arqueólogo internacional, doctor por la Universidad de Colonia y que lleva 30 años trabajando en Sudán. Kröpelin estuvo la semana pasada en el Sáhara con un equipo de cinco personas más y encontró verdaderas atrocidades en los yacimientos de Leshouat, a 800 kilómetros de Tifariti. Encima de pinturas rupestres la expedición alemana pudo ver grandes pintadas de 2 por 4 metros del tipo “I was here” junto con el nombre, el país y la fecha. La última de las pintadas era de junio. Los países que aparecen en los ‘grafitis’ se corresponden con nacionalidades de soldados que componen la Minurso (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental). Uruguay, por ejemplo, es uno de las naciones que pueden verse.

La arqueóloga española Teresa Muñiz confirma esta destrucción del patrimonio, pues ha visto la misma situación atroz en los restos de Erqueyez, muy cerca de la ciudad de Tifariti. “Lo más alarmante es que miembros de la ONU se dediquen a pasar por la zona durante sus guardias rutinarias y expolien paneles y distinto material”. Muñiz asegura que uno de los propios cascos azules se lo reconoció personalmente en el año 2002, cuando la arqueóloga licenciada en la Universidad de Granada estudió por primera vez los restos de Erqueyez. “El casco azul daba por hecho que era una situación generalizada”. “Hay ‘grafitis’ con nombre de países que forman la misión de la Minurso” e incluso la semana pasada se encontró una lata de cerveza Heineken en uno de los abrigos con pinturas rupestres.



A continuación se reproduce una nota de prensa publicada por MINURSO el pasado 16 de enero de 2008:

Una serie de artículos recientemente publicados en medios periodísticos informan acerca de la existencia de inscripciones y graffiti en sitios de interés arqueológico en el Sáhara Occidental. Estos artículos, en los que se citan a Profesores de Universidades Europeas de visita en la región, sugieren que los autores de estos actos de vandalismo cultural sería personal militar cumpliendo tareas de mantenimiento de la paz en MINURSO.

MINURSO reconoce que la evidencia disponible en ciertos sitios indica que algunos de los graffiti han sido efectivamente escritos por personal militar destinado en esta Misión. Sin embargo, la misma evidencia claramente indica que la autoría de un significativo número de las mencionadas inscripciones, realizadas a lo largo de muchos años, corresponde a otras personas.

Esta irregular situación fue puesta en conocimiento de MINURSO por el POLISARIO a mediados del año 2007. Desde entonces, se han adoptado las medidas pertinentes para prevenir la posible repetición de hechos similares. Por otro lado, se ha dado inicio a la correspondiente investigación, la que actualmente se encuentra en curso.

Del mismo modo, en diciembre de 2007 miembros de la comunidad académica pusieron este asunto en conocimiento del Representante Especial del Secretario General para el Sáhara Occidental, Sr. Julián Harston. Desde esa fecha, el Sr. Harston ha acordado con los miembros de la comunidad científica la realización de un trabajo en conjunto, a los efectos de determinar la magnitud del daño producido y explorar posibles medidas paliativas.
El Sr. Harston ha sostenido conversaciones personales con los representantes del POLISARIO en Manhasset, New York, a principios del mes de enero de 2008. Durante dicho encuentro ha ofrecido sus disculpas por los inconcebibles actos cometidos en el pasado por algunos de los miembros de MINURSO, se ha comprometido a profundizar la investigación de los hechos y a emprender la búsqueda de acciones reparadoras.

Las Naciones Unidas y MINURSO reafirman el compromiso de mantener los más altos niveles de conducta entre el personal dedicado al Mantenimiento de la Paz y a ejercer el más absoluto respeto a las costumbres locales y a los bienes y propiedades del territorio en el cual opera. (traducción no oficial para MINURSO).

Nuevo informe: el expolio del fosfato, reducido a la mitad

La exportación de roca de fosfato desde el Sáhara Occidental ocupado nunca ha sido menor que en 2019. Esto se revela en el nuevo informe de WSRW P for Plunder (P de Pillaje), publicado hoy.

29 mayo 2021

Nuevo informe sobre la industria del fosfato del Sáhara Occidental

Marruecos exportó 1,93 millones de toneladas de fosfato desde el Sáhara Occidental ocupado en 2018, por un valor estimado de 164 millones USD, según un informe reciente. Aquí presentamos todos los datos sobre el volumen, el valor, los buques y los clientes.
 

29 mayo 2021

Dimite la ponente del Parlamento europeo para el acuerdo sobre el S.O.

La parlamentaria europea Patricia Lalonde dimitió ayer como ponente para el Parlamento Europeo de la ampliación del tratado UE-Marruecos al Sahara Occidental ocupado. Esto se ha producido en el curso de las investigaciones sobre su posible violación del código de conducta por su pertenencia al consejo de un grupo de presión pro-marroquí.

10 diciembre 2018

Marruecos presiona a la UE: permitir metales pesados en agricultura

Los fertilizantes exportados por Marruecos contienen niveles peligrosos de cadmio, un metal pesado. Ahora Marruecos trata de impedir que la UE aplique regulaciones para limitar este elemento cancerígeno.
28 abril 2017