La UE vuelve a desafiar a su máximo Tribunal
61c4bb7bd1549_DakhlaPlantation

En un nuevo informe, la Comisión Europea explica cómo los colonos marroquíes en el Sáhara Occidental se benefician de un acuerdo comercial que el Tribunal de Justicia de la UE ha declarado ilegal.

10 enero 2022

Foto: Trabajadores rumbo a la plantación de la empresa Domaines Agricoles del rey marroquí, en Dajla. Casi todos los trabajadores del sector son colonos marroquíes que residen de forma permanente o estacional en los territorios ocupados. Imagen de Elli Lorz.

El 22 de diciembre de 2021, la Comisión Europea publicó [descargar] un extenso informe sobre cómo el acuerdo comercial UE-Marruecos supuestamente es “beneficioso para el pueblo del Sáhara Occidental”.

El informe, denominado “Documento de trabajo interno”, tiene como objetivo dar una idea de los resultados de la modificación del acuerdo comercial UE-Marruecos para aplicarlo específicamente al Sáhara Occidental, después de que el Tribunal de Justicia de la UE dictaminara en diciembre de 2016 que el acuerdo no era aplicable al Sáhara Occidental. El Tribunal había argumentado que, dado que el Sáhara Occidental es un territorio separado y distinto de Marruecos, y dado que este último no tiene soberanía ni mandato administrativo sobre el territorio, los acuerdos bilaterales UE-Marruecos no pueden afectar legalmente al Sáhara Occidental a menos que cuenten con el consentimiento del pueblo del territorio. Obligadas por la furiosa reacción de Marruecos, negándose a seguir colaborando en materia de migración y lucha contra el terrorismo, las instituciones de la UE respondieron a la sentencia del Tribunal negociando una enmienda con las autoridades marroquíes, y no con el pueblo del Sáhara Occidental, que refiere expresamente al Sáhara Occidental como parte del ámbito de aplicación del acuerdo.

Este intento de eludir la sentencia de 2016 por parte de la UE fue nuevamente declarado inválido en la sentencia del Tribunal el 29 de septiembre de 2021. El Tribunal repitió y aclaró que la argumentación de los beneficios para la población local no pueden reemplazar el requisito de obtener el consentimiento del pueblo saharaui.

A pesar de ello, la Comisión, en su informe de esta semana titulado "Informe 2021 sobre los beneficios para el pueblo del Sáhara Occidental al ampliar las preferencias arancelarias a los productos del Sáhara Occidental", parece ignorar sistemáticamente las sentencias y argumentos de su propio tribunal supremo.

No hay una definición en el informe del término “pueblo”, ni una aclaración de que la “población” y el “pueblo” del Sáhara Occidental son dos conceptos diferentes. No se hace referencia a ninguna conversación con personas del Sáhara Occidental que no viven bajo la ocupación marroquí, ya sea en la parte del territorio que no está bajo control marroquí, o en el exilio en campos de refugiados. Excepto en el título de la portada, el informe se refiere sistemáticamente a la "población" del Sáhara Occidental, que principalmente se trata de colonos marroquíes. No hay referencias al derecho al consentimiento del pueblo del territorio.

El documento contiene datos sobre la producción y las exportaciones del Sáhara Occidental para 2020, y ocasionalmente también para parte de 2021. El documento explica que la información se obtuvo principalmente a través de intercambios con el gobierno del país vecino del Sáhara Occidental, Marruecos. Además, la Comisión Europea y el Servicio Europeo de Acción Exterior (el departamento de asuntos exteriores de la UE) han realizado una visita técnica a la región de Dajla-Oued Ed-Dahab en el Sáhara Occidental ocupado del 21 al 23 de septiembre de 2021, pocos días antes de que el Tribunal de Justicia de la UE dictaminara que el acuerdo comercial enmendado no cumplía con el derecho internacional y europeo y no podía aplicarse al Sáhara Occidental.

El principal hallazgo del informe es que el Acuerdo modificado “está generando beneficios para el Sáhara Occidental y su población en términos de exportaciones, actividad económica y empleo” y que “la entrada en vigor del Acuerdo y su implementación en 2020 confirmaron los efectos positivos esperados en términos de producción y en términos de exportaciones”. “El Acuerdo ha apoyado así las exportaciones en los dos sectores más estratégicos del Sáhara Occidental -la agricultura y la pesca- y su crecimiento, y por tanto el empleo y la inversión”, se lee en el informe, que añade que si no se hubieran concedido preferencias arancelarias “una parte muy significativa de estas actividades habría sido reemplazada por exportadores de países vecinos (que se benefician de preferencias arancelarias con la UE)”.

En la actualidad, las exportaciones del Sáhara Occidental a la UE se refieren únicamente a dos sectores, la agricultura y la pesca, que son, por tanto, el centro del documento. Vale la pena recordar que el acuerdo comercial UE-Marruecos cubre tanto productos agrícolas como productos pesqueros, como pescado congelado, pescado enlatado, aceite y harina de pescado, etc. No rige las actividades pesqueras de la UE en Marruecos que son objeto del Acuerdo de pesca UE-Marruecos.

A continuación se resumen algunos de los principales elementos establecidos en el documento de trabajo interno.

Con respecto a la agricultura:

  • Tanto la superficie total cultivada como la producción en el Sáhara Occidental ha aumentado en los últimos años: de 64.000 toneladas en 2016 a 100.000 toneladas en 2020, sobre una superficie total cultivada de 1.300 hectáreas frente a las 900 hectáreas de 2018.
  • Las únicas exportaciones agrícolas del Sáhara Occidental a la UE se originan en la región de Dajla-Oued Ed-Dahab, donde la producción se destina principalmente a la exportación (a diferencia de la región de El Aaiún-Sakia El Hamra, que produce principalmente cultivos forrajeros para el consumo local).
  • El área cultivada en Dajla-Oued Ed-Dahab era de 900 ha en 2020, con un rendimiento de 76.000 toneladas de esencialmente dos productos: tomates cherry y melones charentais.
  • Las exportaciones a la UE alcanzaron un volumen de 66.700 toneladas en 2020, que corresponden a 55.200 toneladas de tomates y 11.500 toneladas de melones. En consecuencia, el 66,7% de la producción total del Sáhara Occidental se exportó a la UE. Eso es un aumento del 12,3% en comparación con 2019, cuando se exportaron 59.400 toneladas a la Unión. El valor de 2020 de los productos exportados ascendió a 79,5 millones de euros (67,07 millones de euros para tomates y 12,45 millones de euros para melones).
  • La aplicación de preferencias arancelarias supone que en 2020 se evitaron 8,93 millones de euros en derechos de aduana para tomates y melones del Sáhara Occidental.
  • Los productos no se transportan directamente a la UE, sino que se envasan en estaciones de acondicionamiento en Agadir, “donde se someten a los controles fitosanitarios necesarios antes de ser exportados”.
  • La planta desalinizadora de energía eólica en Dajla (un proyecto llevado a cabo por Engie) agregará otras 5.000 hectáreas de tierras de cultivo de regadío. El terreno se asignará a los inversionistas interesados ​​a través de un proceso de licitación competitivo. Las parcelas más grandes de 100 ha cada una se asignarán a 5 o 6 empresas líderes, mientras que las parcelas más pequeñas se entregarán a jóvenes empresarios. Se crearán y proporcionarán viviendas a los agricultores interesados. Se espera que la producción esté en funcionamiento para 2025 y se concentrará en productos de alto valor como los tomates cherry y los arándanos, "estos últimos pensando en el mercado estadounidense". Se estima que la planta desaladora generará un valor añadido anual de 47,5 millones de euros. Las obras de la planta y del parque eólico comenzarán en diciembre de 2021 o enero de 2022.

 

Con respecto a los productos pesqueros:

  • En 2020, se capturaron y desembarcaron en el Sáhara Occidental 954.000 toneladas de productos pesqueros, por un valor de 502,2 millones de euros. Si bien las capturas relacionadas con productos pesqueros fueron menores en 2020 que en 2019 (1.067.000 toneladas), las exportaciones totales de productos pesqueros a la UE en 2020 fueron significativamente mayores en 2020 que en el año anterior. En 2020, la UE importó 140.500 toneladas por un valor de 412 millones de euros. En 2019, las exportaciones a la UE ascendieron a 124.000 toneladas por valor de 447 millones de euros. Hubo así un aumento de las exportaciones del 13,3% en volumen y una disminución del 7,8% en valor.
  • Las autoridades marroquíes cifraron el número de establecimientos autorizados para exportar a la Unión en 172 en 2020, frente a los 141 de 2018. EU TRACES, a noviembre de 2021, sitúa ese número en 166.
  • Marruecos ha indicado su intención de seguir desarrollando la industria pesquera en el Sáhara Occidental “a través de la facilitación del acceso a la tierra para los establecimientos de procesamiento de pescado y las licencias de pesca”.

 

Sobre la visita técnica de funcionarios de la UE a Dajla del 21 al 23 de septiembre de 2021:

  • La visita tuvo lugar por invitación de Marruecos y fue precedida por conversaciones en Rabat con representantes del Gobierno marroquí y por conversaciones en Casablanca con la Confédération Générale des Entreprises du Maroc (CGEM) y FOODEX. Como era de esperar, todas estas entidades destacaron la importancia de aplicar el Acuerdo al Sáhara Occidental, para garantizar la previsibilidad del régimen comercial, que es importante para atraer inversiones. FOODEX, donde se discutieron las medidas sanitarias y de control de calidad, planteó que los tomates de Dajla no se mezclan con los de Agadir o de otros lugares de Marruecos.
  • En Dajla, representantes de la Comisión Europea y SEAE visitaron tres fábricas de procesamiento de pescado y acuicultura, dos granjas agrícolas, un centro de formación profesional agrícola y dos cooperativas sociales, al mismo tiempo que se reunieron con las Cámaras de Agricultura y Pesca y el gobernador de "la región", además de “las autoridades de la región”.
  • Una preocupación planteada por los productores fue el deseo de exportar directamente desde Dajla a la UE sin tener que pasar por Agadir, lo que suponía costes adicionales. Sin embargo, esperaban que el futuro nuevo puerto de Dajla resolviera este asunto.

El informe también contiene varios párrafos sobre una “consulta con organizaciones de derechos humanos activas en el Sáhara Occidental”. Esa reunión tuvo lugar el 4 de noviembre de 2021, con el objetivo de “recabar su opinión sobre el impacto del Acuerdo sobre la población del Sáhara Occidental y sobre el uso de los recursos naturales”. Una nota a pie de página revela que los interlocutores de la Comisión Europea eran, de hecho, tres organizaciones marroquíes: el Conseil National des Droits de l'Homme, el Observatoire du Sahara pour la Paix et la Démocratie et les Droits de l'Homme (OSPDH) y la Commission Indépendante pour les Froits de l'Homme (CIDH AFRICA). Es de destacar que la Comisión supuestamente también había invitado a EuroMed Rights, Frontline Defenders y el Frente Polisario, que se negaron a asistir. Las organizaciones marroquíes participantes “expresaron su apoyo a la extensión de preferencias arancelarias al Sáhara Occidental”, que “los habitantes del Sáhara Occidental se benefician directa e indirectamente”, e “indicaron que, sobre la base de su experiencia, también había un fuerte apoyo para el Acuerdo de la población residente en el territorio”. El documento continúa afirmando que las ONG marroquíes habían “informado de avances positivos con respecto a la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, y algunos enfatizaron la necesidad de distinguir entre los defensores de los derechos humanos y los actores sesgados con motivaciones políticas. Indicaron que los activistas saharauis conocidos públicamente disfrutan generalmente de un amplio margen de libertad para expresar su opinión sobre diferentes temas, tanto a nivel individual como colectivo”. En el capítulo denominado “Marco general y derechos fundamentales”, el informe admite que “las fuentes internacionales oficiales sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental siguen siendo escasas”. Sin embargo, a pesar de ello, el informe afirma que el Acuerdo ha contribuido a la “ cooperación constructiva en la protección de los derechos humanos, que de otro modo podría haberse visto afectada o comprometida. Además, se puede inferir que la contribución general de dicho acuerdo al desarrollo socioeconómico del Sáhara Occidental también ha tenido un efecto indirecto positivo sobre la protección de los derechos humanos".

Esta vez, la Comisión no pretende haber mantenido un diálogo con 94 grupos saharauis e internacionales con los que nunca se ha reunido. En el pasado, la Comisión ha hablado falsamente en varias ocasiones a los Estados miembros de la UE sobre con quién ha dialogado realmente.

El capítulo sobre el impacto del Acuerdo destaca la evolución de la agricultura, la pesca, el turismo y las energías renovables como los principales sectores que impulsan la economía del Sáhara Occidental, caracterizada como “una economía de mercado en expansión”. Sin embargo, el informe afirma que “no se dispone de datos para determinar la participación en el PIB de cada sector en el Sáhara Occidental”, y que “aunque el Sáhara Occidental tiene niveles de PIB per cápita relativamente más altos que las regiones circundantes, la economía está en gran medida impulsada por la exportación".

Se aborda brevemente el sector de los fosfatos, revelando que no hay exportaciones de fosfatos del Sáhara Occidental a la UE porque todavía no hay un procesamiento de los productos de fosfato ​​en el territorio y porque no hay interés en la UE por los fosfatos en bruto. El documento afirma que “es probable que los fosfatos en bruto del Sáhara Occidental se utilicen en Marruecos para fabricar derivados de fosfato que luego se exportan a la UE bajo preferencias arancelarias”. Esto es incorrecto. No hay transportes de fosfato desde el Sáhara Occidental a Marruecos. Las exportaciones ilegales de fosfato del territorio están cubiertas en los informes anuales "P de Pillaje" de WSRW.

Consejo de la UE y Comisión Europea recurren la sentencia del Sáhara Occidental

Como era de esperar, el Consejo de la UE ha recurrido la sentencia del Tribunal General de la UE que anulaba la aplicación de los acuerdos UE-Marruecos en el Sáhara Occidental ocupado. Sorprendentemente, la Comisión Europea ha recurrido por separado.

23 diciembre 2021

Suecia se opone al recurso del Consejo a la sentencia sobre el Sáhara Occidental

En una medida que no sorprendió a nadie, el Consejo de la UE recurrió la reciente anulación del Tribunal de Justicia de la UE del comercio y la pesca en el Sáhara Occidental ocupado. Pero el Consejo no fue unánime. ACTUALIZACIÓN 6/12/2021.

29 noviembre 2021

La Comisión Europea está confundida tras la sentencia

La audiencia en el Parlamento Europeo planteó muchas preguntas, y pocas respuestas, sobre la reacción de la UE ante la sentencia del Tribunal de la UE que anuló los acuerdos bilaterales con Marruecos por la inclusión del Sáhara Occidental ocupado.

26 octubre 2021

Elecciones UE: ¿cómo votaron los candidatos sobre el Sáhara ocupado?

¿Vas a votar en las elecciones de la UE? Encuentra aquí una lista de los candidatos al Parlamento Europeo que han apoyado la ocupación marroquí del Sáhara Occidental en controvertidas votaciones anteriores. Elegid con cabeza.
 

17 mayo 2019