El socio de Siemens es parte del paquete de ocupación de Trump

Para convencer a Marruecos de que reconozca a Israel, Trump no sólo ha reconocido la reivindicación de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, sino que supuestamente también ha prometido inversiones en la empresa personal de energía del rey marroquí que opera en la tierra ocupada con Siemens. 

11 diciembre 2020

Arriba: Piezas de molinos de viento de Siemens que llegaron al Sáhara Occidental en 2013 junto con equipos de EEM, una subsidiaria de la compañía de energía personal del rey de Marruecos, Nareva. Se dice que esta última, y por lo tanto posiblemente sus socios europeos, sean uno de los beneficiarios del paquete que Trump firmó como parte del debilitamiento de los derechos del pueblo saharaui. Tanto Siemens como Trump se refieren al territorio del Sáhara Occidental como parte de Marruecos, en desacato al derecho internacional.

Ayer, 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, el presidente saliente de los Estados Unidos anunció unilateralmente que había firmado una proclamación en apoyo de la autoproclamada soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. El texto de la proclamación dejó claro que ya hay planes para abrir un consulado de los Estados Unidos en Dakhla, situado a lo largo de la costa media de la parte del Sáhara Occidental que Marruecos ocupa ilegalmente desde 1975. El propósito del consulado sería "promover actividades económicas y comerciales".

Están surgiendo informes de que las oportunidades de negocio formaban parte del trato para conseguir que Marruecos cumpliera su parte del trato, que consistía en normalizar formalmente las relaciones diplomáticas con Israel, apuñalando así por la espalda a los palestinos.

El New York Times informó ayer "que la administración Trump estaba dispuesta a ayudar a proporcionar hasta 3.000 millones de dólares en inversiones, gran parte de ellos destinados a bancos, hoteles y una empresa de energía renovable marroquí propiedad del rey" con el fin de conseguir que el rey de Marruecos hiciera un movimiento que fuera en contra de los sentimientos pro-palestinos generalizados entre su pueblo.

La mencionada compañía de energía renovable es Nareva, que de hecho es propiedad del rey de Marruecos. La empresa tiene en su cartera prácticamente todos los parques eólicos del Sáhara Occidental. El socio de Nareva en estas explotaciones es Siemens Gamesa Renewable Energy, responsable de la entrega de las turbinas para los parques. Otro socio para el desarrollo de infraestructuras renovables en tierras ocupadas es la empresa italiana Enel Green Power, que el próximo año iniciará las obras de construcción de un parque eólico de 300 MW en el Sáhara Occidental ocupado.

Western Sahara Resource Watch (WSRW) ha señalado en numerosas ocasiones que las inversiones personales del rey en el Sáhara Occidental a través de la industria de la energía renovable están complicando cada vez más la resolución del conflicto. WSRW ha escrito a Nareva con respecto a sus preocupaciones, pero nunca ha obtenido una respuesta.

"Para sus proyectos en tierras ocupadas, Siemens y Enel están confabulados con una empresa que no sólo es propiedad del rey del régimen de ocupación, sino que ahora también se informa de que están cosechando los beneficios de una medida que ha hecho caso omiso al orden jurídico internacional, en relación tanto para el pueblo de Palestina como del Sáhara Occidental", dice Tim Sauer de WSRW en Alemania.

Ya en septiembre de 2020, Siemens se refirió al territorio como parte de Marruecos, poniéndose así del lado de la interpretación del derecho internacional de Trump. Trump también ha insinuado que reconoce las reivindicaciones rusas en Crimea, pero en esa ocupación, Siemens tiene una posición diferente a la de Trump.

"El esfuerzo debería estar coordinado por la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos", escribe el NY Times. "Un alto funcionario de la administración de Trump confirmó el jueves que la oficina de desarrollo estaba considerando inversiones por un valor de hasta 3.000 millones de dólares en Marruecos a lo largo de tres años, pero dijo que no estaban vinculadas a la reconciliación con Israel".

Pocas horas después del anuncio de Trump, surgió la noticia de que EE. UU. venderá al menos cuatro sofisticados aviones teledirigidos a Marruecos. Mientras que la ley de Estados Unidos prohíbe tales ventas de armas a ejércitos invasores, la decisión unilateral de Trump de respaldar la reivindicación de soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental replantea el conflicto como una guerra civil, y se aplican normas diferentes.

Nuevo informe: el expolio del fosfato, reducido a la mitad

La exportación de roca de fosfato desde el Sáhara Occidental ocupado nunca ha sido menor que en 2019. Esto se revela en el nuevo informe de WSRW P for Plunder (P de Pillaje), publicado hoy.

29 mayo 2021

Nuevo informe sobre la industria del fosfato del Sáhara Occidental

Marruecos exportó 1,93 millones de toneladas de fosfato desde el Sáhara Occidental ocupado en 2018, por un valor estimado de 164 millones USD, según un informe reciente. Aquí presentamos todos los datos sobre el volumen, el valor, los buques y los clientes.
 

29 mayo 2021

Nuevo informe sobre el comercio global de fosfatos del SO

Más de 200 millones de dólares en roca fosfórica fueron enviados desde el Sahara Occidental ocupado el año pasado, según un nuevo informe de WSRW. Por primera vez la India está entre los principales importadores.

29 mayo 2021

La empresa “verde” del rey marroquí, calla sobre derechos humanos

Nareva, la compañía eólica del rey de Marruecos, no contesta a las preguntas sobre derechos humanos del centro internacional Business and Human Rights Center, según un estudio publicado la semana pasada.
08 noviembre 2016