Cómo debe cumplir la UE la sentencia del Tribunal
6154f7412518a_CJEU

Ayer, el Tribunal General de la UE anuló dos acuerdos bilaterales UE-Marruecos. WSRW propone las siguientes recomendaciones a las instituciones de la UE.

30 septiembre 2021

El 29 de septiembre de 2021, el Tribunal General de la UE anuló dos acuerdos entre la UE y Marruecos por incluir el territorio del Sáhara Occidental sin haber obtenido el consentimiento del pueblo del Sáhara Occidental.

¿Y ahora qué?

Western Sahara Resource Watch (WSRW) recomienda lo siguiente, para garantizar que la UE cumpla con la decisión del Tribunal.

Para obtener más información sobre los elementos que se describen a continuación, consulte nuestro informe de diciembre de 2020 “Above the Law” ("Por encima de la ley").

 

A la Unión Europea: 

  • De manera inmediata, participar en conversaciones exploratorias con el Frente Polisario para el desarrollo de lazos comerciales legalmente compatibles con el territorio;
  • Adoptar una estricta política de diferenciación entre los territorios de Marruecos y el Sáhara Occidental en todo el espectro de acuerdos de la UE, que garantice el cumplimiento por parte de la UE de su propia legislación y jurisprudencia con respecto al estatus separado y distinto del Sáhara Occidental y el consentimiento genuino y libre requerido del pueblo saharauis;
  • Reconocer públicamente y aplicar la ley de ocupación de acuerdo con las Directrices de la UE sobre derecho internacional humanitario en sus relaciones con el territorio del Sáhara Occidental;
  • Incluir una cláusula territorial en todos los acuerdos de la UE con Marruecos, excluyendo explícitamente el Sáhara Occidental; adoptar una definición jurídica del “territorio de Marruecos” en todos los actos jurídicos de la UE de acuerdo con la jurisprudencia del TJUE;
  • Suspender toda la financiación actual y prevista de la UE y los Estados miembros que contribuya directa o indirectamente al fortalecimiento de la política de anexión e ingeniería demográfica de Marruecos en el territorio; solicitar a Marruecos el reembolso de toda la financiación pasada y actual concedida ilegalmente por la UE en relación con el Sáhara Occidental;
  • Solicitar el embargo a la Oficina de Lucha contra el Fraude de la UE (OLAF) de los derechos de aduana no pagados por los importadores con sede en la UE devengados por la aplicación ilegal del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos desde 2000;
  • Nombrar un Representante Especial de la UE para el Sáhara Occidental;
  • Apoyar activamente la reanudación de los esfuerzos de resolución del conflicto liderado por la ONU e insistir en que se otorgue a la Misión de la ONU (MINURSO) un mandato de derechos humanos;
  • Apoyar a las organizaciones de la sociedad civil saharaui y a los defensores de los derechos humanos en los territorios ocupados y en los campos de refugiados;
  • Desarrollar la diplomacia pública de cara a la sociedad marroquí para explicar su política hacia el Sáhara Occidental.

 

A la Comisión Europea y al Servicio Europeo de Acción Exterior:

  • Realizar un mapeo completo de las relaciones de la UE con Marruecos (incluidas las relaciones diplomáticas, el comercio, la asistencia técnica y la cooperación para el desarrollo) y garantizar el cumplimiento por parte de la UE de la legislación y la jurisprudencia de la UE con respecto al Sáhara Occidental;
  • Supervisar el cumplimiento por parte Marruecos de los requisitos de diferenciación de la UE en conformidad con el deber de la Comisión Europea, como guardiana de los tratados de la UE, de supervisar la correcta aplicación de la legislación de la UE;
  • Excluir la certificación de origen por parte del organismo marroquí ONSSA dentro de sus listas autorizadas de cualquier establecimiento que se encuentre fuera de las fronteras de Marruecos reconocidas internacionalmente;
  • Revisar y asegurar el cumplimiento de las listas de establecimientos aprobados en Marruecos y excluir cualquier establecimiento ubicado en el Sáhara Occidental de dichas listas;
  • Excluir los certificados sanitarios y de seguridad alimentaria emitidos por las autoridades marroquíes para productos producidos en el Sáhara Occidental;
  • Permitir que los establecimientos exporten desde el territorio del Sáhara Occidental solo si el Frente Polisario lo ha aceptado en nombre del pueblo saharaui;
  • Aplicar derechos de terceros países a las importaciones procedentes del Sáhara Occidental a la UE y ajustar el sistema TARIC en consecuencia;
  • Instruir a las autoridades nacionales de los Estados miembros de la UE para que verifiquen el origen de los productos importados desde Marruecos y, si en realidad son originarios del Sáhara Occidental, denieguen la entrada en estos casos de declaraciones de origen falsas;
  • Adoptar directrices comerciales a nivel de la UE que informen a las empresas europeas sobre las actividades comerciales en los territorios ocupados, incluidos los graves riesgos financieros que implica confiar en acuerdos, contratos, permisos, inspecciones sanitarias y fitosanitarias de las fuerzas de ocupación marroquíes que son legalmente nulas y sin valor.
  • Apoyar el monitoreo de la sociedad civil local de los futuros acuerdos comerciales entre la UE y el Sáhara Occidental.
     

Al Parlamento Europeo: 

  • Supervisar y garantizar el estricto y pleno cumplimiento por parte de la Comisión Europea y los Estados miembros de la sentencia del Tribunal General de la UE, incluso a través de un proceso de revisión anual.
  • Solicitar audiencia inmediata sobre las consecuencias prácticas de la sentencia en los comités correspondientes, a saber, INTA, PECH y AGRI.
  • Solicitar una evaluación por parte de la Comisión de las implicaciones financieras de la sentencia del Tribunal, en particular en términos de las posibles reclamaciones de indemnización por parte del pueblo saharaui y de los operadores económicos de la UE.
  • Solicitar un informe a la Comisión Europea sobre las costas legales que han supuesto para la UE estos cinco años de procedimientos judiciales innecesarios e injustificados en los Tribunales, desde la primera sentencia del Tribunal de Justicia de la UE en 2015.
  • Iniciar una investigación especial sobre las reiteradas y graves deficiencias legales de la Comisión Europea en el manejo de las relaciones comerciales de la UE aplicables al Sáhara Occidental.
  • Pedir cuentas a la Comisión Europea por engañar deliberadamente al Parlamento Europeo y a los Estados miembros en relación al acuerdo propuesto, y ahora anulado.
  • Realizar una misión al Sáhara Occidental para revisar el comercio bilateral de la UE con el territorio.
     

A los Gobiernos de los Estados de la UE que permiten las importaciones desde el Sáhara Occidental ocupado, en particular los Países Bajos, Alemania, Francia y España: 

  • Aconsejar a sus empresas operativas y registradas a nivel nacional que dejen de importar productos del Sáhara Occidental y busquen proveedores alternativos;
  • Solicitar a la Comisión que se asegure de que todas sus políticas en relación con el Sáhara Occidental se ajustan a la legislación y la jurisprudencia de la UE, en particular con respecto a las listas de la DG SANTE a fin de excluir los establecimientos del Sáhara Occidental de la lista de Marruecos.
     

A las Autoridades Locales y Regionales: 

  • Alentar a las Autoridades Nacionales a que tomen las medidas necesarias en la UE para prohibir las importaciones de bienes del Sáhara Occidental, sin el consentimiento genuino y libre del pueblo saharaui, hasta que se logre la autodeterminación.
     

A las empresas importadoras:

  • Poner fin de inmediato a todas las compras de productos exportados desde el Sáhara Occidental ocupado sin el consentimiento del pueblo saharaui.

 

A los clientes de los importadores de productos del Sahara Occidental:

  • Suspender de inmediato las compras de productos exportados desde el Sáhara Occidental ocupado sin el consentimiento del pueblo saharaui y cambiar a proveedores que muestren respeto por la legislación de la UE y la responsabilidad corporativa.

 

A las Autoridades de Marruecos:

  • Suspender inmediatamente la aplicación de todos los acuerdos celebrados con la UE en relación con el Sáhara Occidental;
  • Repatriar a todas las instituciones y agencias nacionales, incluidos los organismos de certificación como la oficina ONSSA, establecidas en el Sáhara Occidental;
  • Cumplir con los derechos humanos internacionales y el derecho internacional humanitario en relación con el Sáhara Occidental;
  • Solicitar la autorización del Frente Polisario para asegurar el respeto del consentimiento del pueblo saharaui en relación a cualquier acuerdo con el territorio y sus recursos naturales;
  • Permitir la entrada de observadores internacionales, en particular observadores de derechos humanos, medios de comunicación independientes y organizaciones internacionales y regionales, en el territorio del Sáhara Occidental;
  • Ratificar la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y el Protocolo que establece la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos;
  • Participar en conversaciones de paz lideradas por la ONU con el Frente Polisario, con miras a cumplir con el ejercicio de autodeterminación del Sáhara Occidental a través del cual el pueblo del territorio pueda elegir libremente el estatus del país entre todas las opciones disponibles, incluida la independencia.

El Tribunal anula los acuerdos de la UE en el Sáhara Occidental ocupado

Hoy, el Tribunal General de la UE ha asestado un duro golpe a la práctica de la UE de aplicar al Sáhara Occidental ocupado los acuerdos de comercio y pesca que tiene con Marruecos.

29 septiembre 2021

Los saharauis celebran la victoria del Tribunal de la UE

Los refugiados saharauis celebran hoy la victoria de su pueblo sobre la UE en el Tribunal de Justicia de la UE.

29 septiembre 2021

La sentencia del Tribunal de la UE se espera para el 29 de septiembre

El 29 de septiembre, el Tribunal General de la UE se pronunciará sobre los acuerdos comerciales y pesqueros que la UE tiene con Marruecos en el Sáhara Occidental ocupado.

07 septiembre 2021

Dictamen del Consejo de la UE sobre la pesca en aguas ocupadas

En 2018, antes de votar sobre el nuevo acuerdo pesquero UE-Marruecos, que se extiende al Sáhara Occidental ocupado, varios Estados miembros de la UE solicitaron asesoramiento legal, que determinaría su voto. WSRW publica hoy ese influyente dictamen, que parece un completo despropósito.

05 marzo 2020